Espectadores y Públicos

Nos reunimos para asistir a una actividad que creemos necesitar. Nos reunimos porque buscamos algo. Quizás nos reunimos, verdaderamente, porque nos buscan.

Anuncios

Campesino y Soldado

Los soldados están para atacar y defender. Las riquezas, las tierras, las costumbres, el futuro, el pasado. Lo que pienso y lo que no debo pensar. Una de las imágenes bajo estas líneas se corresponde con un recorte de una de las piezas de la próxima muestra. Es uno de sus Personajes. Una soldado en actitud de vigilancia y a sus espaldas una recreación de la obra de Rembrandt, Ronda de noche, por el artista urbano que firma como Diego en Alcalá de Henares. Como cabeza, un grafiti obtenido en la ciudad noruega de Bergen.

La otra pieza, otro fragmento de Personajes, se corresponde con un campesino con su pollino que circulaba por una calle de Alhama de Granada. ¿Qué definía a ese hombre sencillo? Sus grandes manos, de quién ha trabajado con ellas toda su vida, fidelidad a la tierra, naturaleza atravesada. El grafiti de la cabeza, con la firma de Ortaku, de una pared granadina poco más grande que un A3 y realizado sobre una superficie plástica de un registro doméstico.

Maite y El Artista

Dos imágenes diferentes; en realidad aquí vemos dos recortes de dos piezas de la muestra Retratos y Personajes, una, la titulada Maite, está centrada en un personaje que hace del teatro su vida. Por eso decimos que las actrices son siempre personajes enmascarados. Maite no puede ser excepción. Sus máscaras son su forma de vida, su vida.

La otra pieza, El Artista, está formada por cuatro fragmentos diferentes, una nave industrial, un recorte corporal de una imagen de un artista  malagueño, un grafiti recogido en una calle de la ciudad de Granada y la imagen de una señal de riesgo eléctrico cercana al grafiti.

Ambas construyen personajes donde la labor de creación es esencial y por eso son tan cercanas. Porque crear es tocar la vida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Retratos y Personajes

El próximo día 7 de Julio en la Sala Moreno Villa Salvador Palomo y yo mismo, inauguramos, como NOSOTROS, la exposición de nuestro trabajo reciente.

Invitación digital

NOSOTROS en la Sala El Portón de Alh. de la Torre

El viernes 16 de septiembre en la sala de exposiciones El Portón inauguramos NOSOTROS. Mitad pronombre, mitad adverbio, mitad nombre. Tres mitades que tienen en su interior a dos personas, Salvador Palomo y José Antonio Martín Santos, que como equipo aspiramos a presentar una reflexión visual sobre nuestro entorno, sobre lo que nos rodea.

El trabajo en equipo siempre es un esfuerzo que requiere inteligencia para comprender al otro, aceptación para saber que las ideas de dos son mejores. Fe para seguir trabajando con otros para aceptar que ciertos modos de ver y de entender, que no están claros para tí, pueden completarse con lo otros. Leer más de esta entrada

Cuaderno de Trabajo

Personas, máscaras, artistas y otros juegos

Emperatriz y prisioneroPlatón despreciaba a los artistas. Los consideraba artesanos, lo que eran, y aún los veía como la clase más baja de ellos pues solo copiaban personas, objetos o animales. Lo máximo a lo que podían aspirar los artistas era a representar fielmente.

Para Platón las personas éramos sombras imperfectas de seres inmateriales perfectos, de Ideas. Formas. Así los artistas eran simplemente imitadores de personas, de objetos. Eran imitadores de imitaciones. Imitadores de sombras.

Hoy todos somos artistas en el sentido que le daban al término en la antigüedad clásica. Producimos con nuestras cámaras imágenes de objetos y de figuras humanas. Con frecuencia esas imágenes imitan a otras que vimos. Son copias de otras copias. Ideas que vimos realizadas por otros y que adaptamos, o que simplemente trasladamos con nuestro nombre. Imágenes de imágenes de imágenes. Sombras de sombras.

Fotografías de fotografías, selfies, grafitis en las paredes que son solo firmas, grafitis que son imitaciones de otros grafitis o de fotografías. Fiestas populares donde nos disfrazamos de caricaturas de nosotros mismos, avatares multimedia para jugar con otros avatares, personalidades virtuales para buscar sexo, o para amenazar a otros, personalidades multiplicadas de un original que ya no recuerda lo que fue o lo que aspiraba a ser. O quizás nunca lo supo.