Kepa Garraza

Kepa Garraza (Berango, 1979) nos presenta en la Galería Isabel Hurley una serie de 26 obras de diferentes tamaño, todas óleos sobre lienzo en el que, en forma de relato cronológico, nos presenta una historia sobre un personaje autocomplaciente al que presta nombre, profesión y aspecto, que sucumbe a los halagos y la inercia del entramado de fuerzas económicas y de poder fáctico y mediático que lo convierten en un mito.

El objeto de reflexión de la obra de Kepa Garraza es el mundo del arte en sus más diversas facetas:

En la serie Ángeles caídos (Fallen Angels (2006 – 2007) recrea la muerte de algunos mitos de la historia del arte. Con un estilo dramático, quizás a veces algo burlón, y en cualquier caso como un reportero de sucesos.

En la serie IBDA (2007 – 2010), IBDA es un acrónimo de Brigadas Internacionales para la Destrucción del Arte (en inglés), un grupo terrorista extiende el terror en el mundo del arte mediante la destrucción de obras señeras. Destruye ese grupo, o lo pretende, el sistema actual por el que “entendemos” el arte en nuestra sociedad: obras y espacios que se contemplan pasivamente como espectáculos que nos invitan a mirar pero no a hacer.

Kepa Garraza (2010-2011). Es la exposición actual que nos presenta la Galería Isabel Hurley. En ella contemplamos a un artista imaginario (al que Kepa Garraza le presta su imagen) que va escalando todas las cumbres de la relevancia social y mediática. Los vemos con grandes mitos actuales del arte. Con políticos y figuras del papel couché, le vemos a él mismo como portada de los principales referentes del periodismo. Pero no sabemos nada de su obra.

Kepa Garraza,Warhol, Nueva York, 1983

Mick Jagger, Kepa Garraza, New York, 1983

Carolina, princes of Monaco, Kepa Garraza, París, 1985

Josephs Beuys, Kepa Garraza, Belín, 1989

Henry Kissinger, Diana, princes of Wales, Kepa Garraza, New York, 1995

Así pues Kepa Garraza “mata” a los artistas, “destruye” sus obras y por fin sitúa al artista imaginario en un espacio central pero vacío.

Y todo ello a través de una obra, oleos sobre lienzos, retratos y autorretratos sobre fondos grises, blancos, negros sin referentes que distraigan la centralidad de los retratados. Técnica fotorealista que  evoca imágenes periodísticas, en blanco y negro, en color.

FUENTE DE LAS IMÁGENES: http://kepagarraza.com/works/

FUENTE DE LOS TEXTOS: Hoja de sala de Galería Isabel Hurley

Rafael Pérez Estrada en el Archivo Municipal

Pasen y vean: cagalunas, amantes, obispos, damas y arlequines, peces y madres. Collages, grabados, dibujos, naipes y versos.

Una exposición a la que sin duda sentirse agradecidos.
Hombre que fue sin duda reconocido por su ciudad a la que cedió, como legado, su obra, libros manuscritos, dibujos, grabados, etc. Que se han conservado en el Archivo Municipal hasta el día de hoy. A la espera de la creación de la Fundación que llevará su nombre.
Con parte de ese material se constituye la exposición que se presenta en el Archivo Municipal y está desde el 11 de este mes hasta el 17 de Junio. La exposición denominada “El corazón manda” está organizada por el Instituto Municipal de libro y consta de más de un centenar de objetos entre dibujos, libros ilustrados, naipes, grabados, collages, etc.


Nacido en 1934 y fallecido en el 2000, abogado reconocido, pintor casi invisible y sobre todo, muy por encima de todo, gran escritor. Escritor vanguardista, inclasificable en ningún género, enemigo de las arquitecturas seculares y del pastichismo, amigo de mirar al océano y esperar que la gracia de las ideas lo visitara.No lo duden visiten su obra.

Victor Pulido y la vida perra

Vida Perra, la exposición que presenta Victor Pulido (Huelva, 1969) en la Sala de Exposiciones Robert Harvey (CEIP Candelaria, Avda Padre Benito, s/n Benagalbón, Málaga) desde el 11 de Mayo al 1 de Junio es, en expresión de su autor, un teatro que muestra distintas acciones sociales en la que los perros son los actores de esa comedia. Actores que son reflejos de sus amos. Pero sin los instintos camuflados por las normas y convenciones sociales de ellos.
Victor Pulido presenta en esta exposición esculturas, dibujos, oleos, y una instalación. Un escenario que se presenta como un teatro dentro otro teatro, que a su vez contiene dioramas en donde vuelve a estar presente todo el escenario global de la exposición. Exposición que no se visita sino que se adentra uno en ella, que se pisa.
Más de 30 personajes, que se contemplan a si mismos tristes, o se pelean por el asiento que se alivian su vejiga, o leen textos, entre otras varias acciones.
13 obras sobre papel, lápiz o tinta y lápiz, un óleo, 10 esculturas de gres policromados, dos dioramas